huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

miércoles, 7 de julio de 2010

Guiarse en el mar










Si hallo soledad la tendré por buena, aquí, junto al faro.
Le diré al mar que soy un ínfimo vértice en la tierra.
Le diré al cielo que siga así, acumulando nubes.
Y mientras seguiré viajando, con el rumbo puesto en el canto.




Solidão
Amália Rodrigues

Solidão de quem tremeu
A tentação do céu
E dos encantos, o que o céu me deu
Serei bem eu
Sob este véu de pranto

Sem saber se choro algum pecado
A tremer, imploro o céu fechado
Triste amor, o amor de alguém
Quando outro amor se tem
Abandonado, e não me abandonei
Por mim, ninguém
Já se detém na estrada

2 comentarios:

El peletero dijo...

El frente siempre es un canto, la espalda una esquina, no hay simetría y en el filo alguien canta.

alicia dijo...

Ínfimo vértice, al borde del mundo, regresa! Lanzo mi mensaje al viento y solo me responde el eco. Estas ahí, ahí...hí...í?