huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

lunes, 14 de febrero de 2011

Norte











¿Cuánto de geometría tiene el amor? ¿Cuánto de hielo?
¿Cuánto penetra el frío, cuánto puede agonizar el norte?
El regazo me pertenece, el libre albedrío y la oscuridad, también.


2 comentarios:

Inés González dijo...

No sé si el amor tiene algo de geometría Elisa, la verdad nunca me he parado a pensar en estos términos, aunque mascullando quizás sí por eso de piezas que encajen en armonía, con hielo jamás lo asociaría, sí al desamor, a la ruptura, a la incapacidad de entrega y muchas cosas más.
El norte en el devenir de la vida más de una vez se pierde, y aunque doloroso nos enseña a olfatear, a buscar, a seguir con saña la huella.
Pero dejo estas palabras trasnochadas como dice El Peletero y me quedo mirando tu foto, ésta sí que tiene norte, creatividad y armonía, y un claro camino sinuoso trazado, blanco que te quiero blanco hiriendo la tierra.

Porverita dijo...

Preciosa foto, precioso texto y sugerente música.
Salud.