Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Después













Me esperas con la lluvia bajo el aire, me tiendes todo el agua.
Después recorreremos ochocientas calles. Después.
Volveremos a esperarnos después, tras la esquina del sol.

3 comentarios:

Eli dijo...

Y armaremos un después allí do el después no existe. Un abrazo.

MARISA dijo...

MIENTRAS BRINDEMOS POR LOS SUEÑOS SIEMPRE EXISTIRA UN DESPUES...

QUE PASES UN HERMOSO DIA:)

Anónimo dijo...

agua y sol,
paseos como abono natural

asegurando la buena cosecha