huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Las piedras en la muerte









(Cementerio de Ghadames, Libia)

La muerte, el simple hecho dejar de estar vivo, el tiempo del 'ya no'.
Las piedras simbolizan el recuerdo, el presente más sobrio.
Las flores no acuden allí, a ese paisaje. Las piedras conforman una idea estética entre muerte, vida y lugar.

3 comentarios:

Inés González dijo...

Volví por caminos blancos, volví sin saber llegar...

elnegromoro dijo...

Desde la parte más alta casi pegada a la carretera hay unas enormes piedras que invitan al visitante a sentarse, cansado, extenuado, con la boca pastosa después de tanto andar.
El sol abrasador no da sosiego y la luz intensa ciega, penetra hasta el fondo de la retina.
La vista desde este punto es incomparable, el cementerio se abre como un abanico ocre ante los ojos, piedra, tierra, cielo se funden, y uno casi sin respirar, sin moverse contempla ese paisaje en el más profundo de los silencios.
Yo también estuve allí Tinta, y pocas cosas como el cementerio de Ghadames me han emocionado tanto.
Idir acompaña, encaja con este territorio del descanso.
Saludos y gracias por traerlo a la memoria.

Tempero dijo...

Es que la muerte siempre debiera estar integrada en el paisaje. Los cementerios de mármol son fríos y sin estética alguna. Y de las cenizas, mejor al viento o al Ganges.