huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

miércoles, 13 de octubre de 2010

El azul en el centro



Eres más que azul. Todo tú estás atravesando mis extremidades.
Azar y oleaje tienen el mismo idioma, embisten sin preguntar.
Quiero pleamar, quiero a los peces sobreviviendo a nuestro sexo.




Iván Ferreiro - Días azules

A veces creo ver,
ver cómo vendrás,
vendrán detrás de mí.

Envuelta en una música,
volando en una brisa de trompetas,
soñando, flotando sobre el mar en mi cabeza,
cantando, bailando y gritando que jamás me dejarás.

Las noches en el bar.
El mar detrás de ti.
Esta vez es de verdad.

Escrita en una pagina cursiva de una prosa de madera,
sin rima, grabado en mi memoria como en piedra.
Brillando, llamando, envuelta en una música especial.

¿Dónde están los días y ese azul?
Di un lugar donde estés tú,
que si el azar nos va empujando hasta el final
sólo habrá casualidad.

La casualidad
nos va a alcanzar,
nos va a salvar
y a matar.

A veces creo ver,
ver como vendrás
chocando contra mí.

De las sombras de tu corazón
fingiré que he sido yo.
¡Que no!
Que si al final nos va empujando sin querer
ese azul no va a volver.

Ese azul nos va a alcanzar.
Ese azul nos va a salvar.
Ese azul nos va a alcanzar.
Ese azul nos va a matar.

3 comentarios:

Porverita dijo...

Preciosa imagen poética "Azar y oleaje... embisten sin preguntar"

Anónimo dijo...

Non lasciare mai, baby...

Anónimo dijo...

Come pesci sopravvissuti al sesso? Qualcosa come mangiare un fico?