huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

viernes, 5 de noviembre de 2010

El elixir de una travesía










La sensación dulce de tu boca absorbiéndome, tu olor. El sudor de múltiples aromas en cada poro de la piel, su contribución.
No es un invento un beso, es una intensa travesía, un gigante detenido.
Eso quiero para ti, el tiempo de los relojes detenidos, el abrazo cautelar antes de vivirnos más.

7 comentarios:

mateosantamarta dijo...

Textos breves, hermosos y profundos. Un beso absoluto.
Por algún motivo que desconozco no puedo escuchar casi nunca la música de Goear.
Te añadí hace algunos días a mi lista de blogs.
Un saludo.

Tempero dijo...

De Zenet me gusta ese desparpajo que se gasta.
Un beso así seguro que sí detendría el tiempo y arroparía el alma. En serio, los besos son incuestionables y necesarios.
Me gusta ese velero, ¿no estará en los mares de China?

Inés González dijo...

Este beso me remite Elisa a la descripción que hace del amor Nicolás Guillén, como un abismo en primavera, echo de mordedura, insomnio, veneno, éxtasis, convulsión... no sólo arropa el alma sino también los cinco puntos cardinales.

Hoba W. dijo...

Al mirar la calma de esa foto he recordado que de pequeña creía (a cienciacierta y empeñofijo) que el horizonte del mar acababa en cascada...(de hecho -confieso- sigo creyéndolo..;)

Hay besos que son el boceto de una promesa, besos hechos de mapas y geografías, con tanto relieve de latidos que en-marcan un camino. Hay besos y abrazos que son brújulas vitales..

Qué belleza de texto, de imagen y de canción..

Un beso

(A mí Zenet me gusta porque parece que cante resfriado :D, me gustan las voces "congestionadas", esas voces que parecen romperse por las esquinas de las palabras..)

virgi dijo...

Un beso como travesía.
Hacia el horizonte, desde el horizonte.
Hermoso. Como siempre.

ybris dijo...

Sensaciones como travesías o gigantes o relojes detenidos.
Abrazos preventivos.

Una belleza.

Besos.

La Intemperie dijo...

Tan sólo esto:

Como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella.Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura...