huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Desnudar el trigo en pan











Llamo yo pan desnudo a ese pan tan ajustado a su trigo, a su olor y a su forma imprecisa.
Me lo trajo él, me lo ofreció, lo saboreé, lo comí, lo hago hasta función vital del recuerdo.
Ese ofrecimiento de él va encadenado para mí, ahora, a una palabra: vigor.

4 comentarios:

Hoba W. dijo...

Qué delicia de pan en carne viva...

ummmm

alicia dijo...

Ese pan todavía conserva el alma del cereal. Qué hermoso compartir un pedazo de pan junto al fuego, si ese pan es tan desnudo e imperfecto como el que él te ofreció...!

ybris dijo...

Eso es pan.
Lo demás harina amasada de arena.

Besos.

virgi dijo...

¡Que buena pinta!
Seguro que es de los que aguantan días y días.
Besos