huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

sábado, 23 de octubre de 2010

Monstruos aconsejables












Del libro El monstruo que se comió la oscuridad, de Joyce Dunbar y Jimmy Liao.


Por tradición oral recibí el que creía ininteligible idioma de los monstruos.
Ahora comparto con ellos la luz, y la forma de no asustar.
Me viene a la memoria la última vez que con uno salí a una pradera: se fue corriendo tras ver a un roble sin casi hojas.



a Vava Inouva (Versión árabe castellanizada y traducita del blog:
http://elcorazonlateconfuerza.blogspot.com/2006/09/vava-inouva.html )

Txilek elli yi n taburt a Vava Inouva
Te ruego padre Inouva ábreme la puerta

Ccencen tizebgatin-im a yelli Ghriba
Oh, mi hija Ghriba haz zumbar tus pulseras

Ugadegh lwahc elghaba a Vava Inouva
Tengo miedo del monstruo del bosque, padre Inouva,

Ugadegh ula d nekkini a yelli Ghriba
Yo tengo miedo también, oh, mi hija Ghriba

Amghar yedel deg wbernus
Di tesga la yezzizin
El abuelo se arrebuja en su albornoz
En la distancia se calienta

Mmis yethebbir i lqut
ussan deg wqarru-s tezzin
Sus hijos preocupados por ganarse el pan (vida material)
(Mientras que) los días van y vienen en su cabeza

Tislit zdeffir uzetta
Tessallay tijebbadin
La nuera (sentada) detrás del telar
remonta los tensores metálicos

Arrac ezzin d i tamghart
A sen teghar tiqdimin
Los niños rodean a la abuela
quien les instruye en las cosas de antaño

Txilek elli yi n taburt a Vava Inouva
Te ruego padre Inouva ábreme la puerta

Ccencen tizebgatin-im a yelli Ghriba
Oh, mi hija Ghriba haz zumbar tus pulseras

Ugadegh lwahc elghaba a Vava Inouva
Tengo miedo del monstruo del bosque, padre Inouva,

Ugadegh ula d nekkini a yelli Ghriba
Yo tengo miedo también, oh, mi hija Ghriba

2 comentarios:

mabel g. c. dijo...

Un saludo y gracias por esta canción y ese fragmento tan prometedor. Me encantan los libros infantiles.

Gárgola dijo...

El tiempo es esta quimera que atrae y repele, que pone cada cosa en su sitio, que germina la semilla y seca la raíz. Es este absurdo de conectar y viajar por lugares desconocidos. En el camino encontrar perlas y tiburones.
Es todo esto y mucho más.
Lo que dijo, lo que dijiste y lo que dice.
Infinitas gracias por pasar por dónde voy intentando creer que lo podemos crear.
Iré aterrizando poco a poco… Me pintaré las manos con la tinta.
Besos