huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Frugalidad











El deleite de una comida feliz y tú ofreciéndoteme.
Y yo ofreciéndote el mirar a través de la fruta.
Siempre la vida acaba esparciéndose sobre la hierba.



Cuando no tenía nada, deseé.
Cuando todo era ausencia, esperé.
Cuando tuve frío, temblé.
Cuando tuve coraje, llamé.

Cuando llegó carta, la abrí.
Cuando escuché a Prince, bailé.
Cuando el ojo brilló, entendí.
Cuando me crecieron alas, volé.

Cuando me llamó, allá fui.
Cuando me di cuenta, estaba ahí.
Cuando te encontré, me perdí.
En cuanto te vi, me enamoré.

Amarazáia zoê, záia, záia
A hin hingá do hanhan..
Ohhh Amarazáia zoê, záia, záia
A hin hingá do hanhan..

Cuando llegó carta, la abrí.
Cuando oí a Salif Keita, bailé.
Cuando el ojo brilló, entendí.
Cuando me crecieron alas, volé.

Cuando me llamó, allá fui.
Cuando me di cuenta, estaba ahí.
Cuando te encontré, me perdí.
En cuanto te vi, me enamoré...

Amarazáia zoê, záia, záia
A hin hingá do hanhan..
Ohhh Amarazáia zoê, záia, záia
A hin hingá do hanhan..

Ohhh Amarazáia zoê, záia, záia
A hin hingá do hanhan..
Ohhh Amarazáia zoê, záia, záia...

2 comentarios:

Shandy dijo...

Tinta, unión indisoluble la de estos dos frutales placeres. Eva le ofreció una mazana a Adán en un verde paraíso. La vida y la muerte empezó con un desayuno sobre la hierba. Tengo tanta hambre que voy a empezar contigo mi desayuno (sospecho que esto le dijo Adán)
Lee esto: El fin del mantel (Vicente Verdú)
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/fin/mantel/elpepiopi/20100925elpepisoc_7/Tes

anuar bolaños dijo...

(Freggmento)

...Cuando miré al horizonte me sentí solo.
Cuando susurro tu nombre me sale un himno.
Cuando pienso en el amor veo tu risa,
Cuando lloro el pasado
me sale arena de los ojos.
Cuando tomamos capuchino
aplaudí por mi país.
Cuando regresábamos me quede dormido.
Cuando desperté ya estaba cerca de la casa.
Cuando vi la foto de los Jelúes
sobre la mesita de noche
se me acabo el vacío del alma.
Cuando escribí esta bitácora no supe que decir.
Cuando llegue el perdón ya habré muerto...




anuar iván.