huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

jueves, 2 de septiembre de 2010

El mar como ínfimo punto navegable (2)










Tu vientre limpio, osado.
Decido escribir sólo eso.
El volcán puede decir el resto.

2 comentarios:

ybris dijo...

Es tan sólo decir lo que se mira.
El resto es lo que brota desde dentro.

Besos.

anuar bolaños dijo...

FUSIÓN


Por todo tu cuerpo,
en la ruta convexa del pecho
y su florecimiento de senos.

En las caderas pausadas
que pronostican festejo y se ofrecen.

En la estampida de la sangre,
en la forma de mi mano
correr el mechón que cae sobre tu frente.

En el reconocimiento de mi sombra
vagando en la tuya,
en la oscilación de mi figura,
en el brusco abultamiento de la carne,
en todo mi aire
respira tu sexo exuberante,
tu tibio olor a madrugada.




anuar iván.