huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

lunes, 23 de agosto de 2010

Testimonios de lo frágil











Vienen esos farolillos a hacerme partícipe de sus semillas.
Su delicado juego, tras ser planta, me dibuja aire.
Bajo una planta siempre hay luz y testimonios duraderos, a pesar de lo frágil.


4 comentarios:

Tempero dijo...

Bajo la preciosidad del piano de Lang Lang esos farolillos alumbran más.
Se recibe de ti siempre y delicadísimo juego de sentimientos y palabras.
Gracias.

Inés González dijo...

Bien dice Tempero Elisa Lang Lang toca el piano con preciosidad, tuve la suerte de verlo y disfrutarlo cuándo vino a Madrid en el invierno de este año, una actuación de lujo.
De lujo estos farolillos chinos que nos brindas y mira además de chinos son mágicos, mientras los mirada con curiosidad uno brincó desde la pantalla de mi ordenador
y rodando fue a dar cerca de mi mano. Lo tengo aquí conmigo, su textura y fragilidad es abrumadora, su color de un marrón casi transparente denota el paso del sol y de la lluvia, muy curioso este farolillo.

Hay otro mundo,

escondido en este.

Nosotros lo sabemos al crepúsculo.

Van estos versos del gran Rimbaud como agradecimiento a tus entradas, siempre merece la pena volver.

ybris dijo...

Consistencia de lo frágil, la semilla.

Besos.

virgi dijo...

Semillas que perviven, humildes y hermosas. Seres minúsculos siempre generosos.