huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

lunes, 31 de mayo de 2010

Riesgos











Cuando andamos ya con tanta dificultad por las piedras, cuando rigor y sequedad se nos va vertiendo.
Cuando las posibilidades de sujetarnos a una rama verde decrecen.
Cuando esto sucede, si sucede, me digo que el agua que aún me queda es muy valiosa.


Mali, Vieux Farka Turé (Fondo)

6 comentarios:

Porverita dijo...

Esos cantos rodados también añoran el agua.

alicia dijo...

Cada gota de agua es mundo donde todo es posible... No lo olvidemos.
Besos que reverdecen

Tomeguín dijo...

Acostumbrado a la fertilidad de tu página,el pedregal me produce hasta sequía verbal con pareado consonante. Aprovechemos el líquido vital, Princesa.

Shandy dijo...

... se secarán nuestras propias vidas. Tendremos que sacarla hasta debajo de las piedras.
Beoso

El peletero dijo...

Aunque usemos zapatos para caminar, el día en que nos fusilen deberemos estar descalzos para sentir, bajo nuestros pies, todo lo que hay.

Ojo Ciclico dijo...

Bella música