huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

lunes, 8 de marzo de 2010

Travesías










Cambio la voz si soy nieve. Hablo de estrellas, de la categoría del frío.
Cambio la voz si soy sol. Si soy sombra, callo.
Todo cambia, arranquemos veredas a los caminos. Todo queda.



--------------------------------------------------

3 comentarios:

alicia dijo...

Cambian las estaciones, los ciclos del agua y también los de tu cuerpo y tu alma. Nada es para siempre y sin embargo, tienes razón, todo queda.
¿Es la memoria agua detenida, nieve en el tejado?

virgi dijo...

No hay quietud.
Todo cambia alrededor y en sí mismo.
Los senderos no llevan, quizá, a algún lugar de sol, de sombra, de viento, de lluvia.

Besos, Elisa

virgi dijo...

(perdón, "nos llevan", me faltó la "s")
Otros besitos