huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

martes, 12 de enero de 2010

Bajo un madroño










El día que me quieras ya no tendré en cuenta la espera.
El día que me quieras, el color será un ensueño.
El día que me quieras, un rayo misterioso brincará sobre nuestras palabras.




------------------------------------------------------

2 comentarios:

alicia dijo...

Ah, gran día ese! (sonrío) Gracias por este bolero lleno de esperanza

Mirada dijo...

Nunca había visto unos madroños tan lindos, casi se pueden oler...