Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Ser de repente












El rastro de nuestro frío es una proporción del calor helado.
Yo sé lo que te gusta, sé como no abandonarnos.
Sé ser de repente.



I, I know you like it.
I, I know you do.
I have made a ruckus.
And I made it for you.
You, you, you, you, you.
You, you, you, you, you.
You are all I know.
You are all I know.
Go, go, go, go.
Go, just go.
Sing, sing, sing
of leaving songs,
like you're leaving.
Goodbye.
Goodbye.

3 comentarios:

Ventana indiscreta dijo...

Texto de contrarios en un contexto frío, sólo en apariencia.
Textos, a los que tú nos convocas, con esa rara disección de lo amplio en lo concreto; o al menos así lo percibo yo.

Lo que condensa ese 'Sé ser de repente.'

Shandy dijo...

Uf, Tinta, que leo "De repente" y me viene o Soneto da separaçao "De repente do riso fez se o pranto", otro juego de contrarios. Pero creo que en tu juego lingüístico hay acción-reacción. Ese "Sé ser de repente" es como un rayo, un fogonazo que te despierta y abre la puerta a una sección áurea: "Se como no abandonarnos" oye, podrías decir el secreto de ese saber!
Besos

Pedro dijo...

Qué suerte.
Saber ser suele llevar toda una vida.
Saber ser para Otro...solo un rato.
(Escojo el A)