huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Cincelándonos












Permanecer en el deseo ya es un deseo.
Nuestro rostro es, a veces, pétreo. Tan pétreo como insignificante.
Siempre el cincel del tiempo con gusto nos recibirá.




Marie Brennan/Davy Spillane

Is fada mo shuile ort
Thug mé isteach duit
Tusa mo mhian
Tusa mo mhian

(Trad, gaélico:
My eyes long for you
I gave in
you're my desire.)

No heart hangs on distant water
What enchantment in this world
I wander westward my heart desires
With seas alive
Shadow me under the mountains of time
Guide me to the endless paths

No tears fall on stoney highways
That skyline splendour lights my way
We wander westward our heart's desire
With seas of light
Shadow me under the mountains of time
Guide us to endless paths

--------------------------------------------------------------

3 comentarios:

Tomeguín dijo...

Presa en tu exactitud
inmóvil y regalándote,
a un poder te sometes,
férvido, que me invade.

Shandy dijo...

"Esto es urgente porque la Eternidad se nos acaba". (Jaime Sabines).
Deseo: impulso vital y... frustración.
Beso vital

virgi dijo...

Insignificantes frente al universo, sí. Más en cada uno de nosotros late algo de ese polvillo estelar.