huellas leves

Estoy en la pista cómoda. Por el momento no despegaré.

sábado, 25 de julio de 2009

Versión fantasmal


Cuadro de Andrés Ibáñez (EMBESTIDA)

Lo que más me aterra de los fantasmas no son sus hábitos, sus sábanas.
Basta que se desprendan de ellas para ejercer más su invisibilidad. Y es entonces,
sólo entonces, cuando con tan sólo una ojeada sientes que te realmente te acechan.



Cuadro de Andrés Ibáñez (PAISAJE DOLIENTE)

2 comentarios:

Tempero dijo...

Sinceramente, lo peor de los fantasmas es creer en ellos o inventártelos.

Un saludo, hermoso ese 'Paisaje doliente'.

Shandy dijo...

Cuando los fantasmas se despojan de su disfraz es que han perdido todo el pudor. No queda más remedio que enfrentarlos o aprender a convivir con ellos.

Paisaje doliente, hay que contemplarlo desde la distancia.